El primer monumento de la historia

 

Por si todavía no ha quedado claro, desde Land Castil queremos descubrir el mundo a través de los monumentos más emblemáticos que existen, es por esto que, se debe hablar del primer monumento del que se tiene constancia y que seguro te sorprenderá.

Primero, debemos definir lo que es un monumento; “Construcción arquitectónica o escultórica, generalmente de grandes dimensiones, que se erige en recuerdo de una persona o hecho memorables, teniendo un gran valor histórico o artístico”.

Bien, partiendo de este hecho, el primer monumento creado por el hombre data aproximadamente de 3700 a.C. y se encuentra nada más y nada menos que en España, concretamente en la provincia de Málaga. El Dolmen de Menga, el monumento al que nos referimos, fue construido en el neolítico y se trata de un sepulcro de corredor, conforme a la tradición atlántica de dolmen de galería cubierta. Consta de grandes piedras horizontales y verticales formando una gran cámara de unos seis metros de ancho y tres y medio de alto, con una longitud total del conjunto de unos 28 metros.

El arqueoastrónomo Michael Hoskin detectó una singularidad de este dolmen respecto a otros que hay por Europa, ya que tiene una orientación diferente a la habitual de los dólmenes de esta época. Otra singularidad que no encuentra referentes en Europa es la presencia de un pozo profundo y estrecho en el fondo de la cámara.

¿Sabías algo acerca de este monumento que se encuentra en Antequera? No dudes en contarnos más curiosidades y características de este monumento histórico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *