Queridos Reyes Magos…

 

¿Recuerdas cuando empezabas así la carta a los reyes magos para pedir tus mejores deseos y algún que otro regalo que tanto ansiabas? Una ilusión que aumenta cuando envías la carta al paje real o a esos carteros mágicos que te aseguran que se la entregarán a sus majestades los Reyes de Oriente. Una ilusión que dura hasta el día 5 de enero, cuando llega el gran día, el momento cuando puedes ver a los Reyes Magos en las espectaculares cabalgatas con sus majestuosas carrozas y solo esperas que llegue la noche para poder ir al árbol que lleva montado en el salón de casa desde hace varias semanas para ver si estarán esos regalos que habías pedido y que deseabas con todas tus fuerzas.

Bonitos recuerdos, ¿verdad? Esa ilusión que de un momento a otro se va desvaneciendo y solo te queda ver como disfrutan los más pequeños de la casa y eso todavía ilusiona en esta bonita época del año.

Pese a esos momentos que a todos nos ha tocado pasar, hoy os venimos a hablar de algunas cosas que quizás no sabías de uno de los días más esperados del año.

Como sabrás, esta tradición de los Reyes Magos no se celebra en todo el mundo y solo es típica en España y algunos países de Latinoamérica. En argentina, por ejemplo, los niños dejen cajas vacías junto a su cama, que al amanecer estarán llenas de regalos. En otros países como Venezuela, los más pequeños de la casa dejan un zapato junto a la cama o en la puerta para que los reyes los llenen con dulces, incluso los más mayores reciben dinero, como representación del oro que los reyes le dieron al niño Jesús en el portal de Belén. Por otra parte, en México se celebra en familia, cenando todos juntos comidas tradicionales y típicas del país.

Respecto al postre y dulce típico, el famoso roscón de reyes, existe la tradición de que las tiendas y pastelerías esconden en su interior una figurita de un Rey Mago y un haba. Si te toca el Rey, ¡enhorabuena! Se te considera el rey y se te pondrá la corona que acompaña el roscón… pero si te toca el haba, serás el perdedor y te tocará pagar el roscón. ¿Te ha tocado alguna vez?

Esperemos que los reyes se hayan portado bien y que hayas tenido un bonito comienzo de año.   

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *