A ritmo de tambores

 

Hoy, 20 de enero, comienza en la fantástica ciudad de San Sebastián su fiesta más importante del año, la famosa tamborrada. Quizás has escuchado hablar de ella y está claro que es una de las fiestas que vivir en España al menos una vez en la vida. Si todavía no has estado en Donostia (nombre oficial en euskera de la ciudad) te aconsejamos visitarla estos días y disfrutar no solo de sus fiestas, también de sus iglesias, vistas al mar cantábrico, su gastronomía y de esos paseos por la famosa playa de la concha, que siendo la época que sea, siempre da gusto descalzarte y pisar su suave arena sintiendo el frescor del cantábrico.

 

En este día tan especial, que empieza realmente en la madrugada del 19 al 20, la Plaza de la Constitución de la Parte Vieja se llena de donostiarras alrededor del tablado en el que se sitúa la tamborrada de la Sociedad Gaztelubide. Entonces se realiza la izada de la bandera y comienza oficialmente la fiesta en honor a su patrón.

Su origen data en torno al año 1836 cuando una comparsa de Carnaval salió de madrugada el día de San Sebastián, a modo de Diana, para anunciar la sokamuturra (los toros ensogados). Al principio los participantes iban disfrazados, pero en sucesivos años se vistieron con unos uniformes que reproducían los de los batallones gipuzkoanos de la época, de estilo francés. Con el tiempo fue ganando popularidad y se amplió el número de participantes con la entrada a otras compañías y otros uniformes, aunque no es hasta 1860 cuando se escribe “la marcha de San Sebastián” y en 1882 se se uniformó y los donostiarras lucieron réplicas de uniformes militares de la época, así como trajes de cocinero (muy destacables atuendos en las procesiones). Ya en 1927 se incluyeron a los jóvenes “txikis” con su particular tamborrada infantil, la cual a día de hoy cuenta con más de 5000 niños y niñas participando en la tamborrada infantil. Finalmente, en 1980 las mujeres aparecen por primera vez en la tamborrada donostiarra.

 La lista de piezas que se tocan durante la Tamborrada de San Sebastián está limitada actualmente a una docena de piezas compuestas en su mayor parte por el compositor donostiarra Raimundo Sarriegui en el siglo XIX.

¿Qué te parece esta fiesta del norte de España? ¿Es tan ruidosa como parece?

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *