Ramadán Mubarak

Esta semana ha dado comienzo el Ramadán, el mes sagrado musulmán, el cual corresponde con el noveno mes del calendario islámico. Cada año el mes en el que se celebra el Ramadán cambia en torno al mes lunar. Es una conmemoración de la primera revelación del profeta Mahoma. ​ El cumplimiento anual del Ramadán está considerado como uno de los Cinco Pilares del Islam y su duración es de veintinueve a treinta días, a partir de la luna creciente hasta la próxima luna creciente.

Para los ajenos a esta tradición, el Ramadán puede llegar a traducirse por un periodo de ayuno, pero este mes santo para los islámicos tiene un significado mucho más profundo. Es, además, uno de los cinco pilares del Islam, junto a la profesión de fe, la oración, el azaque y la peregrinación a La Meca.

Durante los días de Ramadán, los musulmanes realizan un ayuno que va desde el amanecer al ocaso. La primera comida debe realizarse antes de que salga el sol y es a la noche cuando se celebra el iftar, la comida más abundante del día, que tiene carácter festivo y que suele celebrarse en comunidad.

A parte de una temporada de ayuno, para los musulmanes son días de reflexión espiritual, con presencia especial de la oración. También es una fiesta, donde las familias preparan sus mejores comidas a la hora de romper el ayuno y es un omento especial para reforzar lazos familiares y acercarse a su comunidad.

Solo nos queda desear un feliz Ramadán a la comunidad musulmana y animar a probar sus fantásticas comidas y manjares que están acostumbrados a cocinar.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *